Home POLICIACA Una joven de 17 años mata y quema cuerpos de sus padres adoptivos

Una joven de 17 años mata y quema cuerpos de sus padres adoptivos

Martes, 07 de Mayo de 2013 03:41
CRÓNICA DE OAXACA
Imprimir PDF

Una joven de 17 años mata y quema cuerpos de sus padres adoptivos*En la cocina dela casa donde habitaba con sus padres adoptivos, estrangularon con un cable a María Albertina Enríquez Artegón y luego esperaron hasta que llegó el esposo, Efrén López Tarango a quien también asfixiaron. A ambos cuerpos les inyectaron cloro con insecticida en la yugular, para cerciorarse que estuvieran muertos

Chihuahua.- Durante un trabajo de investigación de Policía Ministerial y Ministerio Público de la Fiscalía Zona Centro para esclarecer la muerte de un matrimonio, cuyos cuerpos fueron localizados calcinados, se logró la detención de dos hombres adultos y una menor de edad como probables responsables de los homicidios. Ella era hija adoptiva de las víctimas.

El hallazgo de los dos cuerpos se realizó la tarde del pasado sábado, en unas tapias ubicadas en la calle Faisán de la colonia México, al Sur de la ciudad a unos metros de un Centro Recreativo, siendo trasladados a las instalaciones del Servicio Médico Forense para los estudios que establezcan la causa de muerte e identificación.

Ante la autoridad ministerial, fueron reportados como desaparecidos de nombres María Albertina Enríquez Artegón y Efrén López Tarango, matrimonio con domicilio en la calle 25 y Bustamante número 2505 de la colonia Altavista.

Una joven de 17 años mata y quema cuerpos de sus padres adoptivos 1Una joven de 17 años mata y quema cuerpos de sus padres adoptivos 2Una joven de 17 años mata y quema cuerpos de sus padres adoptivos 3Al localizar y entrevistar a la joven de nombre Ana Carolina, de 17 años, hija adoptiva de la pareja, quien tiene el mismo domicilio, cayó muchas contradicciones al igual que su novio José Alberto Grajeda Batista, el cual narró a las autoridades, que ellos los habían asesinado en complicidad con un amigo de nombre Mauricio Alexis Domínguez Zamarrón.

En el desarrollo de las indagatorias, se estableció que planearon la muerte de la pareja, para lo cual, la tarde del viernes 3 de mayo, Ana Carolina ingresó a sus cómplices al interior del domicilio y se dirigieron a la cocina donde estaba la mujer, a quien estrangularon con un cable, luego esperaron hasta que llegó el esposo al que también asfixiaron, y que incluso a ambos cuerpos les inyectaron cloro con insecticida en la yugular, para cerciorarse que estuvieran muertos.

Los homicidas limpiaron toda la casa, tratando de borrar las evidencia, metieron los cuerpos en bolsas de plástico y ya en la madrugada del sábado 4 de mayo, los subieron a una camioneta Fiat color blanco propiedad de las víctimas, fueron a compraron gasolina y los llevaron hasta el lugar donde fueron localizados, ahí los rociaros con combustible y les prendieron fuego hasta calcinarlos, luego se dirigieron al norte por la carretera a Ciudad Juárez hasta tomar el camino que conduce a Namiquipa donde quemaron el automotor.

La menor de nombre Ana Carolina L., así como José Alberto Grajeda Batista y Mauricio Alexis Domínguez Zamarrón, éste último con quemaduras de primer grado en la cara, mismas que se provocó cuando quemaron la camioneta, fueron detenidos el domingo 5 de mayo del 2013 por caso urgente ordenado por el Ministerio Público  y fueron puestos a disposición de la Unidad de Investigación de Delitos contra la Vida y de la Unidad Especializada en Justicia para Adolescentes Infractores.

No hubo una razón, no hubo peleas o maltrato, simplemente el deseo de hacerlo. Hasta el momento, peritos, sicólogos y agentes ministeriales no han logrado establecer el móvil de Ana, quien con ayuda de su novio y un amigo, decidió matar a sus padres y quemar los cuerpos en un terreno.

El vocero de la Fiscalía, Carlos González, dijo que no se ha determinado un móvil en concreto que llevara a Ana a planear el homicidio, "No muestra una razón en especial. Los especialistas van a realizar pruebas para saber si padece de sus facultades mentales, esa podría ser la explicación".

Sobre sus cómplices, González comentó que llevaba semanas tratando de convencerlos de ayudarla, hasta que finalmente accedieron.

Por su edad, Ana podría alcanzar una pena máxima de 15 años de prisión, en un reclusorio especial para aquellos que son sentenciados cuando todavía son menores y luego alcanzan la mayoría de edad tras las rejas.

Mientras que los otros dos implicados, de ser encontrados culpables pasarían el resto de su vida tras las rejas, de acuerdo con el Código Penal de Chihuahua.

::|| LETRAS DE CRÓNICA ||::

Buscador de notas

EPITAFIO :: ANACLETO MORONES