Home INFORMACIÓN Desarrollan alimentos y golosinas nutritivos para sustituir comida chatarra en la UABJO

Desarrollan alimentos y golosinas nutritivos para sustituir comida chatarra en la UABJO

Viernes, 29 de Octubre de 2010 06:59
redaccion
Imprimir PDF

MOJARRINES_VETE_2Ernestina Gaitán Cruz

Oaxaca de Juárez.- En la UABJO no todo son plantones, porrismo, y disputas por las direcciones de las facultades, porque a pesar de los conflictos que vive la institución, estudiantes y profesores tienen gran capacidad para impulsar la tecnología, y en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, lograron desarrollar alimentos y golosinas nutritivos como alternativa a la comida chatarra.

 

Luego de dos años de trabajo, investigadores de la UABJO lograron producir un alimento rico en proteína y omega 3, se trata de los “mojarrines”, especie de churritos hechos de carne de mojarra, informó María Isabel Jiménez Seres, directora del laboratorio de Análisis y Tecnología de Alimentos de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (FVyZ).

 

En el marco de la Expociencia que se desarrolla en la institución, explicó que estas golosinas son una gran alternativa para poder combatir la desnutrición que padecen especialmente los niños de las zonas marginadas de la entidad, y también el sobrepeso infantil por el consumo de alimentos chatarra en las zonas urbanas.

MOJARRINES_VETE

Dijo que en esta muestra del trabajo que se realiza en la FVyZ se promueven los mojarrines elaborados con carne de mojarra tilapia, una fritura en churrito desarrollado en el departamento de Ciencias Químicas.

 

La particularidad de este producto es que cada bolsita que se vende a un costo de 10 pesos, que se puede comer condimentado con limón y salsa, aporta al organismo una gran cantidad de proteínas, el equivalente a comer dos bisteces.

MOJARRINES_VETE_3

En la elaboración del producto que ya se comercializa en el campus universitario, utilizan aceite de calidad y sin conservadores, “en tecnología de alimentos de la Facultad de Veterinaria, buscamos producir alimentos sanos, libres de aditivos y conservadores. Tratamos de usar material de la mejor calidad, como el aceite poliinsaturado, libre de triglicéridos”.

 

Explicó que los beneficios de consumir la carne de pescado son muy importantes, ya que contienen el aceite omega 3, sustancia indispensable para organismo para todos los procesos y que ayuda a la vista y a mantener sano el corazón.

 

El organismo no puede fabricar este ácido graso que se encuentran en alta proporción en los tejidos de ciertos pescados y su consumo en grandes cantidades aumenta considerablemente el tiempo de coagulación de la sangre.

 

Dijo que algunos estudios explican que en comunidades que consumen muchos alimentos con omega 3, como los esquimales y japoneses, la incidencia de enfermedades cardiovasculares es muy baja.

 

Además, tiene benéficos sobre el cerebro, incluso pueden reducir los efectos de la depresión y otros estudios señalan que grupos de niños en edad escolar aumentaron notablemente su rendimiento después de ingerir pastillas con aceite de pescado rico en omega 3.

 

Jiménez Seres explicó que estos alimentos lo están fabricando para la comercialización en el campus de Ciudad Universitaria pero no se ha podido expandir su venta porque les faltan medios y vías de comercialización, y para ello necesitan el apoyo de alguna empresa interesada en la comercialización masiva.

 

Detalló que además de contribuir a combatir la desnutrición y mejorar la alimentación, este producto puede ser una opción a los acuacultores, porque hay épocas en que no se vende el pescado que producen, “si no es Semana Santa, no se come pescado y con esto la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia puede apoyar al productor para que puedan tener ingresos todo el año”.

 

El producto también tiene un proceso e centrifugado para eliminar el 90 por ciento de grasa que se usa al freírlo y es una opción alimenticia muy importante para las personas de escasos recursos y actualmente producen de 50 a 60 bolsas diarias para su venta.

 

Además, se elaboran productos a base leche y tienen un curso en línea para elaborar productos lácteos artesanales sin conservadores, y realizan cursos presenciales los días jueves y viernes con un costo muy bajo de 200 pesos por persona, cuando un curso similar en la Universidad de Chapingo cuesta arriba de los mil 200 pesos.

 

En estos cursos se enseña a elaborar quesos, quesillo, yogur, rompope, y chongos, entre otros productos alimenticios con un alto valor nutritivo.

 

Explicó que en la elaboración de yogures comerciales se utilizan una gran cantidad de aditivos como la goma xantica o el acido benzoico, que a la larga son muy problemáticos para salud de las personas.

 

 

Buscador de notas

EPITAFIO :: ANACLETO MORONES