Home ENTREVISTAS La Mixteca, zona crítica para la trata de mujeres en Oaxaca: IMO

La Mixteca, zona crítica para la trata de mujeres en Oaxaca: IMO

Jueves, 14 de Enero de 2010 20:20
Salvador Flores
Imprimir PDF

imoEn varias regiones indígenas de Oaxaca, una niña de 8 a 15 años puede ser vendida en dos mil o tres mil pesos, cambiada por una vaca, o entregada a cambio de una dote, al compadre de su padre, un hombre mucho mayor, luego de un acuerdo tomado en una fiesta.
La región Mixteca de Oaxaca se ha convertido en una zona crítica de la trata de personas, seguida por los Valles Centrales, la Costa y los Mixes, informó la directora del Instituto de la Mujer Oaxaqueña, Estela María Fraginals Aguilar.

Aclaró que el incremento de este fenómeno no es privativo de las zonas indígenas, y que también se registra en las zonas urbanas empobrecidas del estado, en las que los tratantes de blancas las engañan con supuestos trabajos muy bien pagados en diversos países extranjeros.

Sin embargo, el problema de la trata de personas encuentra terreno fértil en la gran mayoría de las zonas rurales del estado, debido a que los niveles de escolaridad, deserción escolar, pobreza y marginación, y los patrones culturales de sometimiento de las indígenas, son elementos que las hacen más vulnerables, explicó en entrevista.
imo_5
“Se han hecho estudios y Oaxaca es uno de los estados que tiene una población muy importante de mujeres y niñas víctimas de la trata de personas, en las regiones de la Mixteca, los Valles Centrales y otras regiones, donde son vendidas por tres o cuatro mil pesos, y en los casos de trata de personas son engañadas para ser llevadas hasta la frontera. Oaxaca es un foco muy importante”, recalcó.
El problema, dijo, radica en “cómo poder hacer entender a una comunidad que las mujeres no pueden ser vendidas o cambiadas por una vaca o entregadas a un compadre en un acuerdo en una fiesta. Hay muchas cuestiones en que vamos a trabajar, porque hay cuestiones muy diferentes en el ámbito rural y urbano. Tenemos que trabajar y hay cuestiones que no podemos cambiar de la noche a la mañana cuando se trata de un proceso histórico”.
imo_8
Fraginals Aguilar explicó que en el IMO “tenemos que actuar, buscar las estrategias y caminos adecuados para lograr que las mujeres indígenas conozcan sus derechos y puedan ejercerlos y también las instancias de la administración de justicia, las autoridades municipales lo hagan”.
Dijo que hablar de la violencia de género contra las mujeres en Oaxaca es un contexto sumamente amplio, sobre todo en los términos que la misma Ley de acceso a las mujeres a una vida libre de violencia tipifica.

Consideró que se ha tenido un avance muy importante al trabajar en promover una cultura de denuncia.

“La violencia contra las mujeres siempre ha existido en todos los ámbitos, en todos los términos, en las zonas rurales y urbanas, pero el hecho de que en esta administración se haya creado la Fiscalía de Atención de Delitos contra la Mujer es un avance importante, en el trabajo de la política pública con perspectiva de género se ha trabajado en hacer conocer los derechos de las mujeres en todos los ámbitos para que ellas conozcan que el hecho de que ellas vivan en una cotidianidad que su misma cultura les ha implantado y que vean que no es una vida normal”.

Los programas del IMO, dijo, buscan que la mujer vea que la violencia no es normal, se busca que las mujeres tomen conciencia de que en cada paso de su vida, desde que se levantan hasta que se acuestan están siendo violentadas en sus derechos.
imo_9
“Es un avance importante el hacer visible la denuncia de la violencia contra las mujeres. Se ha avanzado en que el gobierno tenga las instancias para responder y dar atención, en hablar de este problema, y que temas como el feminicidio sean parte de un lenguaje que tenemos que tomar en cuenta los tres ámbitos de gobierno”, indicó.

Antes, dijo, manejar estos contextos era “como empezar a conocer y hacer pública una realidad que solo estaba considerada en el ámbito privado, en las casa y que era permitido. En este contexto es muy diferente hablar de la violencia y cultura de la denuncia en el ámbito rural y urbano”.

Planteó que los programas de gobierno para atender este problema, han avanzado mucho más en las zonas y áreas urbanas, “sin embargo es un proceso más lento el avanzar en el ámbito rural por las características del estado. El 80 por ciento es población indígena, el total de mujeres es el 52 por ciento de la población, y considerando todos los idiomas que están en nuestras culturas étnicas es un proceso más lento”.

Sin embargo, planteó que hay la seguridad de que como parte del trabajo del IMO, en el 2010 se intensificarán las acciones para hacer que la gente voltee a ver la violencia de género en el ámbito rural, “donde la mujer no solo es violentada por vivir en la pobreza, sino por el contexto de la misma cultura. Vamos a trabajar respetando mucho el aspecto cultural, creando núcleos de información, vamos a dar a conocer los derechos de las mujeres y como ejercerlos. Y en este ámbito, vamos a trabajar en todas las instancias, con los municipios, las comunidades, vamos a hacer campañas importantes a través de altoparlantes, a manejar el aspecto de la violencia y sobre todo la trata de personas”.

Dijo que los estudios realizados en esta materia indican que Oaxaca es uno de los estados que tiene una población muy importante de mujeres niñas –en las regiones de la Mixteca, y los Valles Centrales-, donde son vendidas por tres o cuatro mil pesos.

Fraginals Aguilar indicó que se tiene que trabajar mucho en materia de acceso a la justicia para las mujeres, trabajar con jueces, ministerios públicos, “en el ámbitos de las comunidades, con los síndicos, porque es ahí donde se violentan sus derechos, porque a través de todos los estudios, vemos que cuando la mujer llega a denunciar, la primera barrera para ser escuchada es el Síndico”.

Los síndicos, dice, son los primeros que cuestionan a la mujer, sobre si está segura del paso que va a dar, les preguntan quién va a atender a sus hijos si detienen al padre golpeador, “la misma autoridad va poniendo obstáculos, cuando la mujer se tardo siete años en pensarlo”.

“Hay que trabajar en la sensibilización, para que no sean violentadas en el acceso a la justicia, en el acceso a la educación, porque a mayor educación, es menor el tipo de violencia que una mujer puede aceptar. Sobre todo el ámbito rural, porque la niña deja de ir a la escuela porque en casa tiene que ejercer otros roles, cuidar al hermano, ir por la leña, por el agua, aquí el privilegio lo vemos y muy claro, en el alto porcentaje de niñas que desertan de la escuela por cumplir estos roles, pero siento que la violencia que se vive en el ámbito rural es en la estructura de la comunidad”.

Las zonas criticas para la venta de niñas y mujeres, dice, son las indígenas, pero especialmente en la Mixteca, “por procesos culturales donde se da más la venta de las mujeres”.

En estos casos, indicó, el IMO promoverá en sus propias lenguas información sobre los derechos de las mujeres, que tiene derecho a decidir sobre su propia vida. No puede ser un objeto, y que los padres entiendan que son personas, que no se pueden vender o intercambiar como un objeto. Vamos a trabajar en todos los ámbitos donde son violentadas, en materia de salud y educación y en participación política. Oaxaca tiene cuadros valiosos de mujeres que no son considerados y que pueden aportar mucho al estado”.

Fraginals Aguilar anunció que el IMO creará Unidades Móviles para la atención de la violencia contra la mujer, “es algo único e histórico en Oaxaca y con todos nuestros esfuerzos y también vamos a trabajar en la prevención de la violencia, en escuelas y bachilleratos, para prevenir la violencia en el noviazgo.

Dijo que en el gobierno de Ulises Ruiz existe la voluntad para atender esta problemática y que la actual administración está convencida de que toda política con perspectiva de género tiene que ser una política de estado.

Buscador de notas

EPITAFIO :: ANACLETO MORONES